Mecanogafía: Conoce todas las ventajas de dominar tu teclado

Desde la aparición de las máquinas de escribir modernas, la técnica conocida como mecanografía ha sido fundamental a la hora de permitir tipeos más rápidos. Durante los últimos 150 años, escritores, periodistas y oficinistas lograron reducir considerablemente el tiempo de escritura aprendiendo este método, permitiendo entregas mucho más veloces que si tuvieran que escribir en papel. Su aplicación es tan eficaz, que cuando los teclados de computadora comenzaron a producirse, se replicó la distribución existente en las máquinas de escribir para poder seguir utilizando esta técnica.

Pero, ¿es una buena idea aprender mecanografía en estos tiempos? La respuesta es sí, y a lo largo de este artículo te vamos a contar un poco sobre la historia de esta técnica, cómo aplicarla para nuestros proyectos y algunos tips para poder empezar a aplicarla en nuestro día a día. ¿Qué te parece si empezamos?

Comenzar curso de Mecanografía online gratis ventajas

Historia de la mecanografía

Si bien entre el Siglo XVI  y XIX existieron numerosos dispositivos con la misma función, la máquina de escribir moderna fue patentada en el año 1868. El invento de Christopher Latham Sholes y Carlos Glidden tenía varias falencias, pero fue perfeccionándose hasta llegar a una forma similar a la que conocemos hoy en día. Fue otro colaborador, James Densmore, quien ayudó a perfeccionar el prototipo para posteriormente ofrecerlo a E. Remington and Sons, por entonces una fábrica de máquinas de coser.

El diseño de Sholes y Glidden contaba con el primer teclado QWERTY, el cual ordenaba las teclas de tal manera que las manos no se frenen al tipear. Tras el éxito del segundo modelo comercializado por Remington (la Remingnton N° 2), esta distribución de teclado se convirtió en el estándar de la industria.

La posibilidad de escribir sin freno es lo que permitió la creación de la mecanografía, una técnica que asigna a cada dedo de ambas manos a una tecla. De esa manera, la persona que utiliza una máquina de escribir puede tipear palabras en menos tiempo.

Cursos de Mecanografía Online gratis

 El primer libro tipeado

Las máquinas de escribir se convertirían en uno de los artículos más amados por los escritores, ya que aprendiendo mecanografía mejoraban la cantidad de palabras que podían entregar a la editorial por mes. Sin embargo, a finales del Siglo XIX aún no había indicios de esto. No fue hasta el año el año 1883, cuando Mark Twain le entregó a su editor una primera versión de La vida en el Misisipí integramente escrita con su Remington N° 2. Esta historia está retratada en la autobiografía del autor, aunque recuerda incorrectamente que el libro fue Las Aventuras de Tom Sawyer (1976).

La computadora se vuelve personal

Si bien ya existían modelos considerablemente más pequeños que las Mainframe, el mercado de las computadoras personales no explotó hasta final de los ’70. La aparición de la Apple II, la Commodore PET y la TRS-80 convirtió a estos artefactos en artículos esenciales para las casas y las oficinas.

Para la década del ’80, la gran mayoría de las empresas ya habían reemplazado sus máquinas de escribir por computadoras de escritorio. Estas, al igual que sus predecesoras, contaban con teclados QWERTY y contaban con procesadores de texto como parte de su software. Esto permitió que aquellas personas que acostumbradas a practicar mecanografía pudieran utilizar estos nuevos sistemas.

Teclado Dvorak

Comenzar curso de Mecanografía

El teclado QWERTY es el estándar de los teclados hasta nuestros días, pero existe una alternativa que muchas otras personas prefieren: el Dvorak. Patentado en 1936, la distribución de teclas se hizo con la intención de reducir la necesidad de movimiento de dedos y aumentar la velocidad de tipeo. August Dvorak, su inventor, propuso esta alternativa argumentando que era más cómoda y permitía reducir la cantidad de errores de escritura.

Si bien nunca llegó a reemplazar al QWERTY, existen muchas personas que prefieren el diseño Dvorak. Es posible conseguir teclados de computadora con esa distribución y todos los sistemas operativos cuentan con soporte para el mismo.

Técnicas de tipografía

Toda persona que desea dominar su teclado debe intentar hacer algunos ejercicios de mecanografía. De hecho, existen diferentes técnicas disponibles, las cuales se adaptan a las necesidades que tenga cada persona.

  • Escritura táctil

    Esta es considerada la técnica básica de la mecanografía. La idea de este método es que la persona mire en todo momento la pantalla o el texto que está transcribiendo. Cada tecla es asignada a un dedo específico de cada mano, lo cual ayuda a que los movimientos sean mecánicos después de un tiempo. También se incentiva el uso de métodos abreviados (CTRL+C para copiar, CTRL+V para pegar, etc.) ya que se debe evitar sacar la mano del teclado para utilizar el mouse. Está técnica viene acompañada de una postura en la cual el mecanógrafo debe mantener sus muñecas en alto, sentarse erguido, y mantener los codos cerca de los lados con los antebrazos inclinados hacia arriba del teclado.

  • Hunt and peck

    Este es formar de la «técnica» de escribir con dos dedos, la más usada por personas que no están acostumbradas a usar teclados. En estos casos, el mecanógrafo que aún no memorizó las posiciones en el teclado busca con la mirada antes de tipear. Si bien permite mayor precisión para quienes recién comienzan, no es un método muy efectivo para escribir textos rápidos. Incluso permite mayor probabilidad de errores de escritura ya que la persona no está viendo la pantalla.

    El nombre de está técnica, «Cazar y picotear», remite a las gallinas que primero buscan su alimento antes de picotearlo y comerlo.

Pruebas de velocidad

Algunos puestos de trabajo requieren velocidad a la hora de redactar textos. Es por eso que, aquellas personas que buscan un empleo con esas características, son sometidas a una medición de Palabra por Minuto (PPM). Estudios determinaron que, aquellas personas que escriben en computadora suelen tipear un promedio de 33 PPM en tanto se trate de una transcripción. En cambio, de tratarse de un texto original, el número baja a 19 PPM. Para estandarizar, se considera una palabra aquella que tuviera hasta cinco letras. Por ejemplo: la palabra “verde” contaba cómo una, mientras que “fabricados” cuenta como dos. 

Si bien un mecanógrafo profesional puede tener un promedio de 50 a 80 PPM, algunos empleos requieren que la cantidad sea de hasta 90. Hay personas que, utilizando una correcta técnica mecanográfica, pueden llegar a tipear hasta 120 PPM.

Leyendas de la mecanografía

En 1946, Stella Pajunas-Garnand logró un récord de velocidad escribiendo correctamente 216 PPM en su IBM eléctrica con teclado QWERTY. Sin embargo el libro Guinness de Records estableció que ese título era de Barbara Blackburn. Esta escritora mantuvo 150 PPM por 50 minutos, 170 PPM en períodos más cortos y llegó a un pico de 212 PPM, utilizando un teclado Dvorak.

¿Cuáles son las ventajas de aprender mecanografía?

Una de las grandes ventajas de aprender mecanografía es contar con la posibilidad de escribir sin mirar el teclado. Aquellas personas que trabajan redactando textos pueden verse muy beneficiadas adquiriendo herramientas que permitan agilizar el tiempo de escritura. Puede parecer costoso, pero la mecanografía solo requiere de tiempo y práctica.

Posición correcta de los dedos en mecanografía

¿Dónde puedo estudiar mecanografía?

Una de las maneras más sencillas para aprender mecanografía computarizada es mediante MOOCs, Cursos En línea Masivos y Abiertos. A través de una plataforma se pueden tomar clases de estas técnicas, con el fin de mejorar la capacidad de tipeo frente a una pantalla. Una de las grandes ventajas de estos cursos es que cuentan con la certificación de algunas de las universidades más importantes del mundo. Eso significa que, una vez terminado y aprovado el MOOC, una persona puede sumar esta experiencia a su curriculum vitae.

Otra manera efectiva de aprender mecanografía de manera gratuita es mediante un software dedicado. Puedes descargar MecaNet aquí. Mecanet es un curso diseñado para que cualquier persona pueda mejorar su tipeo y aumentar el número de PPM. Está diseñado para que pueda ser utilizado por cualquier persona, no importa la edad ni su experiencia en computadoras.

Conclusión sobre la mecanografía

Si bien las máquinas de escribir dejaron de ser el estándar en casas, escuelas y oficina, la técnica mecanográfica sigue estando vigente hasta nuestros días. Todas las personas cuyo trabajo se centra en redactar textos debería considerar hacer un curso para mejorar sus técnica de tipeo. De esa manera no sólo va a escribir más rápido y con menos errores, también va a poder hacer rendir más su tiempo laboral.

Si sentís que este artículo te sirvió, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.

Martin Vecchio Coursalia

Mi nombre es Martín Vecchio. Soy Redactor y Community Manager, habiendo trabajado para diferentes medios y empresas de todo el mundo. Estudié publicidad y guión cinematográfico, lo cual me permite ser parte de proyectos vinculados a ambas ramas. Cuando no estoy escribiendo, paso mi tiempo mirando series y películas o tomando fotografías.

Si crees que el contenido que he compartido, le ha dado valor
agregado a tu vida, me encantaría que puedas invitarme un café.

Buy me a cofee Coursalia