eCommerce: Conoce las ventajas de vender tus productos en Internet

El eCommerce es una de las herramientas más útiles para vender productos por Internet. Gracias a la facilidad de crear tiendas virtuales o a las páginas dedicadas a ello, tanto emprendimientos caseros como empresas multinacionales pueden hacer uso de esta modalidad. Más allá de las múltiples ventajas que tienen, el sólo hecho de poder utilizar una página web como vidriera y tienda virtual puede hacer que un producto pueda tener más vistas a nivel global.

¿Pero de qué se trata el eCommerce? ¿Cómo se puede aprender a armar una tienda virtual? En este artículo te contaremos un poco de ello y de las muchas ventajas que tiene para una empresa. ¿Estás listo para empezar?

Qué debe tener un eCommerce

¿Qué es el eCommerce?

El comercio electrónico (conocido en inglés como eCommerce) es la denominación que se le da a una transacción comercial realizada por medio de una página de Internet. Debido a que se trata de una definición muy amplia, esta abarca un número de negocios que se pueden encontrar en línea. Desde páginas de compraventa de productos, subastas, servicios de delivery de comida o compra de música, entre muchas otras.

Si bien los primeros eCommerce existieron previo a la creación de la World Wide Web (1990), los actores más importantes surgieron en la segunda mitad de la década del ’90: eBay, Amazon y Paypal. Tras sobrevivir al estallido de la «Burbuja puntocom», un período entre 1995 y 2000 donde el mercado se inundó de emprendimientos relacionados a internet, se posicionaron como referentes de este tipo de transacciones.

Diferentes tipos de eCommerce

Si bien existen muchos productos y servicios que se pueden ofrecer a través de un comercio electrónico, se suelen diferenciar cuatro modelos diferentes:

  • B2C
  • C2C
  • C2B
  • B2B
  • B2C (Empresa a consumidor, o Business to Consumer)

    Este es el modelo que replica la modalidad en la que trabaja cualquier comercio que se encuentra en la calle: Una empresa publica un producto y un cliente lo compra. Si bien el modelo que más se conoce es el de Amazon, existe innumerables de empresas que ofrecen sus productos o servicios de esta manera.

  • C2C (Consumidor a Consumidor, o Consumer to Consumer)

    En este caso, tal como su nombre lo indica, una persona pone a la venta un producto y otra lo adquiere. Este modelo surgió como una «evolución» de los avisos de compraventa que aparecen en los periódicos. En estos casos, las personas utilizan como intermedio una página que se especializa en este tipo de transacciones. Aunque generalmente los productos que se publican suelen ser usados, existen emprendimientos que lo utilizan como una alternativa a crear una página web.

  • C2B (Consumidor a Empresa, o Consumer to Business)

    De los que estamos listando, este es el modelo que se utiliza con menos frecuencia. En este caso, una persona le ofrece un servicio a una empresa y se hace una transacción de dinero por el mismo. Es una modalidad que aplican algunas páginas que se dedican a ofrecer trabajos freelance; la persona interesada le hace una oferta económica a una empresa y esta decide si desea contratarlo.

  • B2B (Empresa a Empresa, o Business to Business)

    Se trata de un modelo de comercio entre dos empresas para cubrir diferentes necesidades como insumos, catering o repuestos para maquinaria, entre otras. A diferencia del modelo B2C, las compras que se hacen de esta manera son al por mayor. Eso hace que los precios sean menores, pero la cantidad de productos requeridos para la compra son mucho más que para un consumidor minorista.

¿Cuáles son las ventajas de comprar mediante una plataforma de eCommerce?

La explosión del eCommerce se dio en principio por la novedad que significaba comprar productos a través de Internet. Sin embargo, una vez pasado el tiempo, la modalidad dejó de ser una moda para empezar a convertirse en una de las normas. El motivo por el cuál el comercio electrónico se convirtió en una de las formas más utilizadas para comprar bienes y servicios es por contar con estas ventajas:

Comprar sin salir de casa

El atractivo principal de los comercios virtuales está en el hecho de que no hay que salir a la calle para comprar un producto. Con sólo tener un dispositivo con conexión a Internet podemos acceder a innumerables productos que nos van a llegar a la puerta de nuestra casa.

Medios de pago

Si bien debería sea la norma, muchos negocios todavía no operan con medios electrónicos de pago. Eso hace que, de no tener efectivo a mano, una persona puede quedarse sin comprar el producto que está buscando. La mayoría de los eCommerce funciona principalmente con tarjetas de crédito y de débito como medio de pago. A su vez, algunos ofrecen alternativas como efectivo o transferencia bancaria.

Garantías

Si bien en un tiempo había muchas personas que desconfiaban de esta modalidad, las garantías que se ofrecen a los clientes han hecho que estos temores se disipen.

  • Garantía de reembolso
    En caso de que el producto no sea lo que se espera, el comercio se encarga de reintegrar el pago y darle medios para que el cliente les envíe nuevamente el producto.
  • Garantía de pago
    Si una persona denuncia que se hizo una compra sin su consentimiento, el comercio puede reembolsar la transacción. De esa manera, el producto no será envíado.
  • Garantía de envío
    Los envíos que se hacen por correo o empresas de terceros pueden tener inconvenientes, haciendo que la entrega de un producto no se realice. Para evitar este problema, los eCommerce ofrecen una garantía de envío que asegura que el cliente va a recibir su compra.

¿Qué debe tener un eCommerce?

En estos días existen páginas dedicadas al comercio electrónico. Estas ofrecen un paquete que incluye plantillas de diseño, alojamiento web y herramientas pasa posicionar el negocio. Sin embargo, muchas personas desean arrancar un emprendimiento de cero para poder diferenciarse de otras opciones en el mercado. Para poder armar un eCommerce desde cero, se va a necesitar:

  • Hosting

    Cualquier página web necesita un buen servidor para poder funcionar correctamente. Las de eCommerce no son la excepción, ya que una buena velocidad de carga y respuesta puede hacer que un cliente se sienta más en confianza. En la actualizad, hay hostings que están especialmente pensado para comercios electrónicos, ofreciendo herramientas y soluciones a medida.

  • Interfaz

    Así como una persona puede perderse en un comercio físico, lo mismo puede suceder en su contraparte virtual. Para evitar eso, un eCommerce debe ser diseñado pensando en la experiencia del usuario. De esa manera, los productos se van a poder encontrar fácilmente sin necesidad de un instructivo sobre como se utiliza la página. Entre más simple sea el diseño, más son las posibilidades de que más personas se interesen en comprar a través del sitio.

  • Productos

    Una tienda vacía que no tiene variedad suele generar desconfianza, ya sea en el mundo real como en el virtual. Antes de ofrecer un producto, lo ideal es asegurarse de tener stock suficiente para suplir la demanda. A su vez, un flujo de oferta y demanda con los proveedores va a asegurar que el temible «No Disponible» se reduzca al mínimo.

  • Medios de Pago

    No todas las personas cuentan con los mismos medios de pago. Para ayudarles a que su compra sea más sencilla, lo más fácil es brindarles la posibilidad de que puedan abonar con las diferentes tarjetas disponibles en el mercado. Lo más usual es el pago con tarjeta de crédito y de débito, pero hay algunos casos que brindan otras opciones. Y si bien, la posibilidad de abonar en efectivo, cheque o transferencia bancaria queda a criterio de la empresa o emprendimiento, puede hacer una gran diferencia.

  • Envíos

    En el caso que la empresa no cuente con locales a la calle, es fundamental contar con un servicio de envíos a domicilio confiable. Lo más usual es mediante correo, pero hay quienes ofrecen envíos en el día mediante empresas de mensajería privada. Sea cual sea el caso, lo importante es que sean de confianza. Trabajar con empresas que no son cuidadosas se puede transformar en la pérdida de uno o más clientes.

La importancia del Marketing Digital en un eCommerce

Si bien podemos decir que un eCommerce existe donde hay una necesidad por un producto, la realidad es que no siempre funciona de esa manera. Al igual que con un comercio a la calle, la falla puede residir porque no se cumplen las expectativas de los clientes. No importa si se tiene un producto innovador, aún así es posible no llegar al público que esté interesado.

La mejor manera de asegurarse que la propuesta funcione es trabajar con una estrategia de marketing digital. La misma puede ayudar a que más personas se acerquen a la web sin la necesidad de hacer una inversión fuerte en publicidad. Encontrando el público mediante estrategias SEO y SEM puede hacer que el negocio sea mucho más rentable en menos tiempo.

Comercio Electrónico

Conclusión

No hay dudas que el eCommerce se convirtió en una de las modalidades más utilizadas para vender productos. Lo importante de eso es brindar una plataforma que sea amable con el usuario, tener un producto que interese e invertir en marketing. De esa manera, en mucho más sencillo lograr las ventas que se buscan, de manera tal que la inversión se convierta en ganancia. Armar una buena plataforma de comercio electrónico no es algo que se haga de la noche a la mañana, pero con trabajo y dedicación es posible que funcione.

¿Qué te pareció este artículo? Si te gustó, compártelo en tus redes para que llegue a más personas.

Martin Vecchio Coursalia

Mi nombre es Martín Vecchio. Soy Redactor y Community Manager, habiendo trabajado para diferentes medios y empresas de todo el mundo. Estudié publicidad y guión cinematográfico, lo cual me permite ser parte de proyectos vinculados a ambas ramas. Cuando no estoy escribiendo, paso mi tiempo mirando series y películas o tomando fotografías.

Si crees que el contenido que he compartido, le ha dado valor
agregado a tu vida, me encantaría que puedas invitarme un café.

Buy me a cofee Coursalia