MIDI: La interfaz que puede ayudarte a crear música

El impacto del MIDI en la música contemporánea es enorme. Esta interfaz le da la posibilidad de experimentar con diferentes soniddos a millones de músicos amateurs. Lo que comenzó siendo un lenguaje para sincronizar sintetizadores, se transformó en una manera de componer y crear música utilizando recursos mínimos.

¿Pero qué es el MIDI? ¿Cómo puede ayudar en el proceso de composición musical? En este artículo te contaremos más sobre esta interfaz musical y las ventajas que trae a la hora de grabar o tocar música. Comencemos.

Controlador MIDI

¿Qué es MIDI?

El acrónimo MIDI significa «interfaz digital de instrumentos musicales» (en inglés, Musical Instrument Digital Interface). Es un protocolo de comunicación que permite enviar y recibir datos entre instrumentos musicales electrónicos, computadoras y dispositivos. La información se transmite mediante un cable, el cual puede enviar o recibir datos como tono, notación musical o tempo. De esa manera, es posible reproducir de manera fiel lo que está tocando un músico.

El protocolo MIDI se creó a principio de la década de los ’80. Los sintetizadores eran fabricados por diferentes marcas, y eso hacía que no exista una manera de conectarlos entre sí. La aparición de esta interfaz en 1983 no sólo permitió que dos instrumentos de este tipo puedan comunicarse, también revolucionó la manera de crear música.

¿Cómo funciona la interfaz MIDI?

Se trata de un protocolo digital que trabaja mediante datos binarios. Las señales que envía o recibe se conocen como «evento», y son interpretadas mediante 127 valores relativos a notas, duración y otras características relevantes del sonido.

El protocolo MIDI no utiliza datos analógico ni señales de audio. La manera más simple de pensar como trabaja es imaginar las antiguas pianolas que funcionaban mediante una serie de cilindros perforados. De esa forma, un piano podía reproducir fielmente las notas de una canción.

Instrumentos MIDI

Cientos de instrumentos aprovechan las posibilidades que brinda esta interfaz. Muchos de ellos se benefician por el sistema de sincronización, mientras que otros aprovechan este protocolo para generar sonidos nuevos. Entre los más importantes se encuentran:

  • Sintetizadores

    Estos fueron los primeros que se beneficiaron de esta tecnología. Los sintetizadores son instrumentos musicales que, a través de una serie de circuitos electrónicos, generan señales que se traducen en diferentes tipos de sonidos. La interfaz sirve para poder transmitir y comunicar información entre uno o más de estos instrumentos. De esa manera, dos sintetizadores puedan tocar una misma melodía al mismo tiempo o un músico puede controlar un dispositivo utilizando otro.

  • Samplers

    Este es un instrumento musical electrónico que utiliza usa grabaciones cargados o pregrabadas. Estas se reproducen en diferentes tonalidades con la ayuda de un teclado o secuenciador. En este caso, la interfaz MIDI permite que estos dispositivos puedan ser manejados por una fuente externa acomodándose a las necesidades del interprete.

  • Baterías electrónicas / Máquinas de ritmo

    En vez de cuerpos como un bombo, redoblante o platillos, las baterías electrónicas cuentan con una serie de almohadillas. Cuando estas se golpean, emiten un evento MIDI que es respondido con un sonido preasignado. Algunos bateristas las utilizan en vivo para reproducir otro tipos de sonidos.

    Por otro lado, las máquinas de ritmo son similares a los samplers. Estas se pueden activar mediante una serie de botones o de almohadillas. La característica principal es que y suelen contar con sonidos que se asemejan más a un sintetizador que a una batería acústica. Sin embargo, esto es algo que muchas personas disfrutan.

  • Guitarras y bajo

    Por último, tenemos estos instrumentos que fueron bastante populares en la década del ’80. Las guitarras y bajos MIDI cuentan con un micrófono que interpretan y traducen las ondas acústicas en señales digitales. De esa manera, un músico puede reproducir los sonidos de un sintetizador o de otro dispositivo sin la necesidad de cambiar de instrumento. Esta técnica también se aplicó a otros instrumentos de cuerdas, como violines y violas.

«Pintando» música

Los programas de grabación multipista están preparados para trabajar con MIDI. Mediante una grilla, los datos se representan mediante una serie de bloques. Estos se colocan en lugares específicos que representan cada nota musical. Esta grilla se arma en tiempo real y puede ser exportada en un archivo de muy poco peso. Gracias a eso, es posible guardalo en una flash drive y reproducirlo en otros dispositivos o programas multipista.

La grilla MIDI también se puede usar sin la necesidad de un instrumento. El usuario puede «pintar» los bloques en la misma posición que se generan cuando se está tocando. Si bien esta manera es mucho más laboriosa, permite que cualquier persona puede crear una secuencia musical.

MIDI como herramienta de composición

Una de las mayores ventajas de la tecnología MIDI es la posibilidad de componer utilizando una computadora. Tanto orquestadores como compositores utilizan instrumentos con esta interfaz para poder escribir melodías u obras completas. Mediante programas especializados, es posible escribir una partitura al mismo tiempo que se toca un instrumento. De esta manera, no sólo es posible contar con esta hoja musical sin errores, también se pueden probar variantes sin la necesidad de tener otros músicos en el lugar.

Instumentos Virtuales

Otra manera de aprovechar el protocolo MIDI es mediante los VST, o instrumentos virtuales. Se trata de software que puede emular el sonido y color de diferentes tipos instrumentos. Así, una persona puede sonar como una orquesta utilizando solo un dispositivo con conexión MIDI y una computadora. Los VST son utilizados tanto por músicos amateurs, productores musicales o compositores.

Controladores MIDI

Los controladores MIDI sólo pueden usarse si están conectados a una placa de sonido o a un dispositivo compatible con esta interfaz. Esto los hace mucho más baratos y permite que tengan otras funciones afines a esta tecnología. Por eso, muchos estudios caseros o profesionales los prefieren ya que resultan más baratos y efectivos que un sintetizador.

Los controladores MIDI más comunes son los que se asemejan a un un teclado. Sin embargo, se pueden encontrar en forma de instrumentos de viento (saxo, trompeta), de cuerda (guitarras, violines) o incluso como almohadillas similares a los samplers.

Composición musical

Conclusión

La interfaz MIDI cambió la música tal como la conocemos. Esta forma de sincronizar sintetizadores se convirtió en un medio para crear música con apenas una computadora y un teclado. El protocolo MIDI no varió mucho desde su primera implementación, más allá de la evolución de los dispositivos que lo utilizan. Aún así, esto demuestra que una solución simple puede ser mucho más efectiva a la larga.

Muchas gracias por leer este artículo. Si te fue útil, compártelo en tus redes sociales para que llegue a más personas.

Martin Vecchio Coursalia

Mi nombre es Martín Vecchio. Soy Redactor y Community Manager, habiendo trabajado para diferentes medios y empresas de todo el mundo. Estudié publicidad y guión cinematográfico, lo cual me permite ser parte de proyectos vinculados a ambas ramas. Cuando no estoy escribiendo, paso mi tiempo mirando series y películas o tomando fotografías.

Si crees que el contenido que he compartido, le ha dado valor
agregado a tu vida, me encantaría que puedas invitarme un café.

Buy me a cofee Coursalia